Para tener una buena salud debemos de tener una buena nutrición, una dieta suficiente y equilibrada, ligada a una rutina de ejercicio regular.

La nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo, según la Organización Mundial de la Salud, OMS

¿Qué nos produce una mala nutrición?

Una mala nutrición reduce la inmunidad, nos hace débiles ante las enfermedades, perturba el desarrollo físico y mental, disminuye la productividad. 

 

¿Qué fallos comunes cometemos en nuestra dieta diaria?

  • No desayunar. Es una de las comidas más importantes del día porque nos da la energía que necesitamos para el resto del dia. 
  • Picar entre horas. Esto provoca que nuestro reloj digestivo se descontrole y perdamos la rutina de comidas del sistema digestivo.
  • Comida Rápida. Este tipo de comidas supera la ingesta de sal y calorías que es recomendable al día. 
  • No comer fruta ni verdura. La fruta y la verdura nos aporta las vitaminas y minerales que necesitamos. Lo recomendable es ingerir de dos a tres piezas de fruta y dos raciones de verduras. 
  • Dejarnos llevar por nuestro ánimo. Cuando tenemos un mal estado de ánimo, unas veces nos quita el apetito, y otras nos da ansiedad. Tanto un caso como otro nos perjudica la salud. 
  • Hidratación insuficiente. No beber suficiente agua nos puede provocar alteraciones en el estado de ánimo y bajada de la presión arterial. 
  • Comer más de lo que necesitamos. Debemos de consultar con nuestro nutricionista las cantidades que nuestro cuerpo necesita de comida. 
  • Improvisar comidas. Debemos de tener un calendario de comidas para no caer en la tentación de comprar comida precocinada y bollería industrial.
  • Refrescos.  No debemos de saciar nuestra sed con refrescos, sino con agua. Se recomienda dos litros de agua al día. 
  • Suplementos. Sólo debemos tomar suplementos alimenticios cuando se necesita. 

 

Enfermedades provocadas por una mala alimentación

La alimentación con excesos de grasas, azúcar, sal, frituras y rebozados están relacionados con enfermedades.

Las siguientes enfermedades son o pueden ser provocadas a causa de una mala alimentación: 

  • La diabetes consiste en tener unos niveles de azúcar en sangre elevados.  
  • Hay algunos tipos de cáncer que son provocados por la alimentación que llevamos.
  • Sobrepeso y obesidad. La diferencia entre ambos que es la obesidad produce efectos patológicos.
  • Problemas bucodentales debido a que la ingesta de esta comida trae consigo a bacterias. 
  • Hipertensión arterial. Las arterias se vuelven más rígidas provocando que la tensión arterial se eleve. 
  • Colesterol alto. Necesitamos esta sustancia para nuestro organismo pero hay dos tipos de colesterol, “el bueno” y “el malo”. El colesterol “malo” se acumula en las arterias y las obstruye evitando el paso de la sangre. 

¿Por qué es importante una buena alimentación? 

Una buena alimentación nos da la energía que necesitamos para afrontar el día, influye en nuestro estado anímico, nos proporciona un peso adecuado para nuestra edad y estatura, activa nuestro sistema inmunológico, mejora en el rendimiento de cualquier actividad que hagamos, retrasa el envejecimiento, además, estaremos más activos durante la vejez, menos cansancio y fatiga, protege nuestros dientes y encías, mejora la concentración y cambios de humor, y, por último,  reduce el riesgo de enfermedades.  

 

Trucos para llevar una dieta sana y equilibrada

Los alimentos deben de ser:

  • Bajos en grasa.
  • Con carbohidratos y almidón.
  • Alto contenido en fibra.
  • Con vitaminas, minerales y antioxidantes.
  • Moderados con la azúcar.
  • Poca sal.

 

Dietas personalizadas en nuestra unidad de nutrición 

Las dietas personalizadas es lo que nos garantiza llevar una buena alimentación debido a que le estamos proporcionando a nuestro cuerpo justamente lo que necesita. También depende del objetivo que queramos alcanzar; bajar, subir peso,etc.

Cada cuerpo es diferente y, por ende, tiene unas necesidades fisiológicas básicas que en otro cuerpo puede ser diferente, por esto es importante las dietas personalizadas, no todos los cuerpos necesitan lo mismo o las mismas cantidades. 

Un ejemplo de ello puede ser que hay personas que por mucho que coman no engordan, sin embargo, hay otras que apenas comen y si que tienen unos kilos de más. 

Si quieres más información sobre dietas personalizadas o sobre algún punto de este artículo contacta con nosotros para resolver tus dudas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *