Las manchas solares son un exceso de producción de melanina, el pigmento que da color a la piel. Pueden aparecer durante todo el año, pero en verano, al aumentar la exposición al sol, aumenta el riesgo de padecerlas, sobre todo en rostro, escote y manos.

Existen diversos factores por los que aparecen las manchas solares. Por supuesto, está la genética, pero también el embarazo, tomar anticonceptivos y la edad, entre otros. Para todas ellas, existen tanto la prevención como tratamientos adecuados.

¿Cómo prevenir que aparezcan manchas solares?

Hay distintos métodos para evitar que aparezcan manchas solares en nuestra piel. Aunque a veces influye el factor hereditario, con un par de rutinas conseguiremos tenerlas dominadas.

  1. Usa crema solar durante todo el año. Aunque no lo parezca, los daños del sol no solo ocurren en playa y piscina. A diario estamos expuestos y necesitamos cubrirnos, sobre todo el rostro. Además de protectores solares, existen maquillaje y cremas hidratantes con protección.
  2. Ponte la crema solar 30 minutos antes de ponerte bajo el sol, para que la piel lo absorba, y renueva la aplicación a lo largo del día.
  3. Usa un protector solar acorde a tu tipo de piel, y que además proteja contra los rayos UVA y UVB.
  4. Intenta que te de sombra en la cara, sobre todo en las horas centrales del día. Si tienes que salir a la calle, usa gorra o sombrero.
  5. Come muchas frutas y verduras, te mantendrán hidratado y te aportarán vitamina C, antioxidante natural. Abusa del betacaroteno: lo encontrarás en las zanahorias.
  6. Come pescado azul rico en omega 3, como el salmón y las sardinas. Consigue un buen funcionamiento celular, lo que te ayuda a regenerar los daños solares.

Ya tengo manchas solares, ¿cómo las elimino?

Para eliminarlas, hay distintos tratamientos que pueden llevarse a cabo. Los más eficaces, sin duda, son el IPL y el peeling químico.

IPL o Luz Pulsada

El tratamiento de IPL o luz pulsada intensa es una técnica que mejora la textura y la calidad de la piel a través de una luz pulsada de última generación.

Esta luz actúa en las capas más profundas de la piel, eliminando las manchas sin afectar a la piel que las rodean, a través de fototermólisis selectiva. Esta luz, también, estimula la formación de colágeno y mejora la tonalidad y textura de la piel.

Peeling Químico

Otra opción para eliminar las manchas de la piel es el peeling químico. Es un tratamiento no quirúrgico que erradica una parte del cutis. Más tarde, este se regenera, renovando la matriz dérmica. Así, se acaba con los defectos estéticos como las manchas, entre otros.

Como ves, existen muchas alternativas para cuidar tu piel de esas antiestéticas manchas. En Clínica Marest estaremos encantados de asesorarte para encontrar la mejor solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *