Mens sana in Corpore sano

Año nuevo, vida nueva, el pasado pisado o lo bueno guardado, lo malo aplastado, son frases que en este 2021 que se aproxima cobran más sentido que nunca. Tenemos por delante un nuevo año por recorrer y desde Clínica Marest queremos ayudarte a afrontarlo con belleza y salud para lucir radiante en esta nueva aventura.

El bienestar y la salud son un deber, de otra manera no podríamos mantener nuestra mente fuerte y clara. La medicina estética es una forma natural para reafirmarse en la personalidad. Tratamientos que aplican diferentes soluciones para mejorar todo el cuerpo y conseguir potenciarlo.

Los tratamientos estéticos no solamente se presentan para realzar la belleza de los pacientes que optan por este sistema de revitalización corporal o facial, sino que también presenta múltiples aportaciones que generan beneficios para nuestra salud. Sus propiedades llegan hasta la mente, a través de una actitud mucho más positiva para enfrentarnos al día a día.

Uno de los principales beneficios de nuestros tratamientos es que generan bienestar y seguridad en una misma, siendo esenciales para la autoafirmación de la personalidad. Desde el punto de vista físico, a través de sistemas saludables, nuestros tratamientos se encargan de revitalizar, purificar y desintoxicar el organismo, y en especial, la piel.

Prepara tu cuerpo para los excesos navideños

Las fiestas navideñas suelen dejar huella en la báscula: el consumo de alcohol, comidas con alto contenido en calorías, el picoteo excesivo y la abundancia de alimentos con azúcar son algunos de los clásicos de la Navidad.

Este descontrol alimenticio produce un desequilibrio nutricional, y es necesario ser más estrictos con los buenos hábitos pero de forma adecuada. A continuación, en Clínica Marest Sevilla os damos unos consejos para preparar tu cuerpo ante los excesos de estas fiestas:

  1. Las comidas copiosas y saladas sobrecargan al riñón en las fiestas navideñas. Por ello, conviene empezar a proteger el riñón unas tres semanas antes, disminuyendo el sodio de la dieta. Además de limitar la sal de mesa, deben evitarse los alimentos congelados, los quesos y los precocinados.
  2. Otros órganos que tendrán que trabajar el doble son el hígado y la vesícula biliar, encargados de absorber y metabolizar las grasas saturadas que se ingieren en gran cantidad en esta época. A las grasas saturadas se suma el alcohol, gran protagonista en fin de año y que también es metabolizado por el hígado. Para combatir los excesos, se hace necesario eliminar la grasa visible de los productos de origen animal y las mantequillas. La bollería, elaborada con grasas saturadas, forma parte también de la lista de alimentos prohibidos.
  3. En cuanto al ejercicio físico, es un buen momento para fortalecer los músculos. El ejercicio anaeróbico aumenta tu masa muscular consiguiendo un aumento del metabolismo basal gracias al crecimiento de la masa magra de tu organismo. Habla con tu entrenador personal e inicia una nueva rutina dirigida a este fortalecimiento.
  4. La sangre es el principal transportador de nutrientes y tóxicos del cuerpo humano. En fiestas, el ácido úrico causado por carnes de caza, pescado azul y mariscos es muy alto. Si no lo controlamos, la probabilidad de sufrir hiperuricemia o gota es elevada. Así, lo ideal es reducir la ingesta de estos alimentos para mantener bajo control el ácido úrico en sangre, así como asegurarse una hidratación de 1,5 litros de agua diarios para ayudar a su eliminación.
  5. Otro gran enemigo proveniente de las Navidades es el colesterol, presente en todos los productos animales (desde el cordero a los langostinos que llenarán nuestras mesas). Puesto que los fitoesteroles ayudan a reducir la concentración de colesterol en sangre, es recomendable tomar alimentos como la soja, el maíz, las margarinas o la cerveza sin alcohol, para obtenerlos de forma natural.
  6. Por último, los resfriados, la gripe y las infecciones típicas de esta época pueden arruinarnos las fiestas. Diversos estudios han demostrado la importancia del zinc para el buen funcionamiento del sistema inmune. Una buena opción para asegurar la ingesta diaria recomendada de este oligoelemento son los frutos secos, ya sea en ensaladas, aderezos, salsas o como parte del desayuno.

En Clínica Marest nos preocupa la salud de nuestros pacientes. En estas fechas de excesos y hábitos poco saludables, os recordamos que nuestro equipo de profesionales están siempre a vuestra disposición para mejorar vuestra salud. Os ofrecerán un estudio personalizado y os darán las pautas y consejos necesarios para empezar el año con salud y bienestar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *