La carboxiterapia es un tratamiento estético no quirúrgico que favorece la oxigenación de las células corporales mediante la infiltración de CO2 (dióxido de carbono). Este gas, que nuestro cuerpo expulsa de forma natural a través de la respiración, ayuda a que el organismo segregue serotonina, histaminas y catecolamina, neurotransmisores que mejorarán la circulación sanguínea al conseguir que los tejidos subcutáneos se relajen y se produzca una dilatación vascular.

Este tratamiento se ha convertido en uno de los más demandados en los últimos tiempos debido a su efectividad. A pesar de llevar una dieta equilibrada, la temida celulitis o piel de naranja muchas veces se debe a otros factores como edad, sexo o genética.

La celulitis es muy común en las mujeres y se manifiesta con hoyuelos o bultos en diferentes zonas de la piel. Aunque es cierto que donde más lo vemos es en la zona de los muslos justo por debajo del glúteo. 

¿Por qué se produce la celulitis?

Las causas de la celulitis pueden ser muchas, y debido a diversos factores. Entre algunos factores que pueden provocarla son:

  • Dieta poco equilibrada
  • Consumo del tabaco
  • Consumo de alcohol
  • Exceso de peso
  • Falta de ejercicio físico 

Además, las mujeres tienen más probabilidad de padecer celulitis porque el cuerpo de la mujer alberga mucha más grasa que la del hombre. Otra de las causas por las que se genera la celulitis puede ser la genética. 

¿En qué consiste la carboxiterapia?

La carboxiterapia consiste en la infiltración de CO2 debajo de la piel. En primer lugar, debilita las células del tejido graso debido al traumatismo de presión. En segundo lugar, el gas CO2 dilata la zona donde es inyectado. La reacción a la inyección de dióxido de carbono proporciona una mejor oxigenación de las capas de piel, que provoca al mismo tiempo un aumento de la lipólisis.

Beneficios de la carboxiterapia

La carboxiterapia es una buena alternativa a la liposucción para personas que no están dispuestas a pasar por la anestesia y las operaciones quirúrgicas.

También está indicada para los tratamientos de antienvejecimiento, tratamientos anticelulíticos y para la reducción de arrugas y estrías, entre muchos otros.

  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Reduce la celulitis y la grasa localizada.
  • Mejora la producción de colágeno.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Cada paciente tiene una constitución y necesidades determinadas. Con sólo una o dos sesiones apenas se notarán los resultados de la carboxiterapia. Serán necesarias un mínimo de 10 sesiones, 2-3 veces a la semana, para comenzar a ver los efectos de pérdida de grasa localizada.

En Clínica Marest Sevilla contamos con los mejores profesionales en la aplicación de todo tipo de tratamientos estéticos como la carboxiterapia. Estamos siempre a vuestra disposición para resolver cualquier duda que podáis tener sobre nuestros distintos tratamientos, estaremos encantados de recibiros en nuestra clínica. Y ya sabéis:

“Nunca es tarde para cuidar nuestra piel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *