Rejuvenece tu mirada

Quizás la forma y el tamaño de tus párpados influyen negativamente en la apariencia de tu mirada, haciéndola más “triste”, cansada e incluso dando la sensación de que eres más mayor. Esto es debido al exceso de grasa que existe en la cuenca de los ojos.

La Blefaroplastia (o cirugía de párpados) es la técnica estética encargada de rejuvenecer tu mirada y, por tanto, el conjunto de tu rostro. También puede corregir las bolsas de los ojos. Sin embargo, no está indicado para eliminar los famosos “patas de gallos” u otro tipo de arrugas.

Muchos pacientes recurren a ella como una cirugía aislada o como parte de un tratamiento de lifting facial.

En Clínica Marest no queremos que te echen años de más, por eso podemos darle a tu rasgos faciales un aire más juvenil gracias a esta técnica.

¿ES PARA MI LA CIRUGÍA DE PÁRPADOS?

Esta intervención es para aquellas personas que quieren un rejuvenecimiento de su mirada  en particular y de su rostro en general. Generalmente la media de edad está en unos 35 años pero también existen pacientes más jóvenes que quieren eliminar las bolsas de los ojos.

¿Cómo se realiza la blefaroplastia?

Esta cirugía se practica en un quirófano, hospital o clínica estética. Solamente deberás permanecer en el centro unas horas, guardando reposo, tras su aplicación.

Se aplica anestesia local más sedación (aunque en algunos casos, menos frecuentes, se usa anestesia general). Este dependerá del criterio y decisión del cirujano/a. Si se elige la primera opción, el paciente está más relajado y no sentirá dolor o molestias. Por el contrario, el uso de la anestesia general provoca que el paciente se quede dormido por completo.

Original Image Original
Modified Image Modified

Esta intervención tiene una duración de una a 3 horas y si se realiza en los 4 párpados, se empieza por los superiores.

Las incisiones son hechas en las líneas naturales de los párpados superiores y, en los inferiores, se realizan justo por debajo de las pestañas (a veces estas incisiones se extienden hasta alcanzar las patas de gallo).

Como en otras cirugías, se separa la piel de la grasa y de los músculos colindantes. Se extirpa dicha grasa localizada y también el exceso de piel si fuera necesario. Las incisiones se cierran con suturas sencillas y muy finas.

POSTOPERATORIO

Una vez hayamos terminado con esta cirugía, deberás aplicarte una pomada en los ojos para que estén lubricados y, en algunos casos, deberás usar un vendaje suave para proteger la zona intervenida.Es normal que sientas molestias en los párpados o en toda la zona de la cuenca de los ojos. De ser así, deberás tomar una medicación específica.

La cabeza debe estar siempre elevada y tendrás que aplicar frío para bajar la inflamación y los hematomas propia de este tipo de cirugías.

Por último, nuestro equipo médico te indicará cómo tiene que ser tu higiene personal en esta zona del cuerpo para que todo transcurra sin ningún tipo de inconveniente.