Llámanos: T. 954 413 056 - M. 637 575 005
Av, Eduardo Dato 37, bajo D, 41018 - Sevilla Como llegar

Acaba con la piel de naranja: radiofrecuencia corporal

· Corporal · Sin comentarios

Existen diferentes métodos que te ayudarán a conseguir una figura envidiable y comenzar el año luciendo un cuerpo 10, pero hoy vamos a hablarte de uno de los tratamientos estrella para presumir de un piel tersa y de calidad, la radiofrecuencia corporal.

Es una de las técnicas de la medicina estética más utilizadas ya que se consiguen grandes resultados con un tratamiento no invasivo que no dificulta en absoluto tu vida cotidiana. Además de ser sesiones indoloras, son sesiones que no requieren mucho tiempo y que se pueden realizar en cualquier época del año por lo que es un tratamiento fácil de compaginar con tu rutina diaria. Pero vamos a analizar sus efectos para conocer por qué esta técnica tiene tanto éxito.

La radiofrecuencia es un tipo de onda electromagnética que aplicada sobre nuestra piel provoca un aumento de la temperatura (calor intradérmico) a nivel de la piel y el tejido graso subcutáneo. Este calentamiento favorece la eliminación de líquidos y toxinas que se encuentran en el tejido graso subdérmico obteniendo un efecto de drenaje linfático, aumenta la circulación en la zona lo que mejora el metabolismo y aspecto de la piel, favorece la creación de nuevo colágeno aumentando la firmeza de la piel y rejuveneciendo la zona tratada.

Así que podemos decir, que gracias el efecto que ejercen las ondas sobre nuestra piel y tejido subcutáneo, acabaremos con la flacidez de la piel, activaremos la circulación sanguínea y corregiremos los posibles problemas de textura de la piel. De esta forma conseguiremos eliminar la temida celulitis y piel de naranja, uno de los problemas estéticos que más nos preocupan.

No lo dudes más y ven a Clínica Marest a comprobar los efectos de esta exitosa técnica. Además, sólo durante el mes de enero, si vienes con un amigo obtendréis un 20% de descuento en vuestro tratamiento de radiofrecuencia corporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *